Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

CON LA BENDICIÓN DE SU MAMÁ, JESÚS ALEJANDRO FUE SENTENCIADO A 50 AÑOS DE PRISIÓN POR MATAR A COCHE, EL TÉCNICO EN CELULARES DEL FRACCIONAMIENTO VICTORIA…

Oscar TreviñoJr. - 8 julio, 2021

Aunque Jesús Alejandro fue sentenciado a 50 años de prisión por homicidio calificado, nunca devolverá la vida de su víctima José Coche Germán Rodríguez Martínez, dueño de CVA celulares, pero se hizo justicia para sus destrozados padres.

Ajustar texto: 242 vistas

Aunque Jesús Alejandro fue sentenciado a 50 años de prisión por homicidio calificado, nunca devolverá la vida de su víctima José Coche Germán Rodríguez Martínez, dueño de CVA celulares, pero se hizo justicia para sus destrozados padres.

El juez del Supremo Tribunal de Justicia en Matamoros, también condenó a Jesús Alejandro al pago de 325 mil 445 pesos con 50 centavos por concepto de reparación de daño, aunque la vida de Coche sea irreparable, pero del que la Fiscalía de Justicia en Tamaulipas ni le importa saber, en caso de que el sentenciado se niegue a pagar, si podrá cambiarlo por más meses o años de prisión.

En el caso del asesinato de 24 cuchilladas de Coche, la Fiscalía acusó al estudiante de la Universidad de Matamoros, Juan Carlos Sánchez Erives, ya sentenciado a 16 años y 9 meses de prisión, por homicidio calificado, su cómplice Bryan, un menor de edad, actualmente recluido en el Consejo Tutelar de Menores Infractores, otro cómplice del que solo la Policía Ministerial sabe su identidad y Jesús Alejandro, el nuevo sentenciado.

Mientras que en el penal de Santa Adelaida, Juan Carlos y Jesús Alejandro recibieron la sagrada bendición de sus mamás, hasta les han llevado su comida favorita, Neftaly Martínez continúa llorando a su hijo Coche, lo extraña, su esposo Germán sufre en silencio, por el pedacito de cielo que les arrancaron.

Paradójicamente en Matamoros, hay un Sistema Estatal de Atención a Víctimas, creado por el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, solamente para seguir chupándose el presupuesto, despreciando a las personas que necesitan ayuda, como a don Germán, que tiene problemas en su pequeña empresa de mantenimiento, porque el trabajo escasea en las maquiladoras por el Covid-19.

Era Coche un emprendedor a sus 23 años, de la generación milliennals, inteligentes, autodidacta, hijo modelo, que adoraba a su hermanita Nadia, enamorado de su novia Daniela con la que se iba a casar, agradecido y generoso con sus padres don Germán Rodríguez Flores y Neftaly Martínez Pecina.

Quería Coche ser como su papá, porque de niño se sentaba en su computadora de escritorio, sin saber leer y escribir formaba palabras, pero entonces escuchó una canción de Arjona: Quién Diría, lo atesoró como un himno a su familia.

Quien diría/que son años los que ya llevamos juntos de la mano/ Quien diría que lo importante/es aceptarte y que me aceptes/como humano, sí que te amo y que me ames es una ironía/que bendición la mía, despertar junto a ti cada día.

Estuvo Coche en el colegio Villa Freinet, con primeros lugares en primaria, secundaria, bilingüe, ingresó a la prepa del Tec Milenio y allí se interesó en los celulares, se hizo de amigos con negocios familiares, los superó, por eso las clases en el Tecnológico de Matamoros le aburrían y peor en la Universidad Tecnológica, ridiculizaba a los maestros.

Fue tan hábil para reparar celulares que podía tener 20 en sus manos, de diferentes marcas y colores, sabía la compostura de cada uno, a quién pertenecían, a veces ni cobraba porque le parecía un abuso por tan sencilla reparación.

Por eso, muy cerca de su casa, instaló su negocio Accesorios CVA a la que luego le luego agregó venta de relojes en el 29 C de la calle Carlos Salazar entre Papantla y Reynosa del Fraccionamiento Victoria, allí sus primeros clientes fueron sus amigos, por su eficiencia y fácil desenvolvimiento, lo contrataron las empresas locales.

Para tranquilidad de su papá, Coche se inscribió en la Universidad del Atlántico a pesar de que ya dominaba la carrera de ingeniero en Sistemas Computacionales por ser autodidacta, el futuro se abría con proveedores de Inglaterra, España y México.

En su cuenta de Facebook, Coche colgó un video en mayo del 2017, cuando sus cámaras del negocio, captaron a un tal Omar que armado con un martillo pretendió golpearlo a traición en la cabeza sin lograrlo, pero ambos forcejean y el maleante fue sometido, pero al salir del local se le escapó, sin embargo enseguida redactó en sus redes sociales:
“Quisiste chingar por la espalda, aquí te estamos esperando Ricardo Dávila”.

El video tuvo 83 comentarios, 84 veces compartido y 17 mil reproducciones, de sus amigos y demás cibernautas que identificaron con el caso que planteaba.

El tres de noviembre de 2018 enamorado de Daniela Segovia se hicieron novios, tenían planes a futuro, pasaron la Navidad juntos, así como en 2019 y luego Coche antes de Noche Buena y Año Nuevo, estaba con sus padres y con Nadia, su hermana.

El 13 de enero, Coche muy temprano se despidió de su papá que se encontraba debajo de la camioneta arreglándole un desperfecto, para irse a pie a su a su negocio Accesorios CVA, pero antes de mediodía entraron 4 jovencitos, se ven sus caras perfectamente en las cámaras de seguridad instaladas frente a la puerta, dijeron los Ministeriales en su informe de investigación.

Frente al mostrador, Juan Carlos Sánchez le pide un reloj a Coche que se lo mostró, lo jalaron, Jesús Alejandro sacó de entre sus ropas un cuchillo y comienza a lesionarlo, en tanto su víctima se defiende recibiendo cortadas en las manos y cara y tórax, 24 en total.

En el video de la cámara de seguridad, dicen los ministeriales, se vio a los cuatros jovencitos que toman una mochila, la llenan de celulares y relojes, para salir corriendo por la puerta del frente, pero Coche en su desesperación jaló a uno de los agresores de una pierna, que al zafarse pierde uno de sus tenis, que se lo vuelve a calzar dejando una huella de su pie.
Los videos en poder de los tribunales, explicaron en su momento los ministeriales, captaron que con el corazón perforado, Coche se levantó del suelo pero trastabilla, vuelve a caer arrastrándose pesadamente, abrió la puerta de su negocio, traspasa un escalón, salió fuera pidiendo auxilio, mientras sus lágrimas brotaban por el dolor que sentía en todo el cuerpo.

La gente que circulaba a pie y en vehículos por la avenida Carlos Salazar, al ver a Coche ensangrentado, mientras unos corrieron para prestarle auxilio, otros se detienen, bajando de sus carros… allí llegó don Germán para auxiliar a su hijo, que con el último aliento se quejaba del dolor:

¡Me duele papi… me duele!

Llegó una ambulancia al lugar de los hechos, los paramédicos rápidamente le proporcionaron primeros auxilios, para así a toda prisa, subir a Coche a la camilla y enfilar en la unidad motriz, acompañado por don Germán, mientras Neftaly abatida, batallando con sus lágrimas, entristecida, se sentó en el escalón de Accesorios CVA.

En el Centro Médico Internacional (CMI), angustiado don Germán esperaba en la sala de espera un milagro, cuando se le acercó un doctor para preguntarle:

-Es usted el papá de José Germán.

-Sí, señor ¿cómo está?

-Señor… no se pudo hacer nada, estaba muy dañado, literalmente le partieron el corazón, los pulmones fueron reventados, varias arterias fueron dañadas, perdió mucha sangre, perdone, pero…no se pudo salvar.

Después de 23 días del asesinato de Coche, Los investigadores de Ricardo Zapata, detuvieron con orden de aprehensión a Juan Carlos y el brownsvillense Bryan, que aparentaba mayoría de edad, pero que con su acta de nacimiento, demostró que tenía 14 años.

En la carpeta de investigación 20/2020, que fue entregada al Juez de Control –cuyo nombre lo oculta el Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral del Poder Judicial de Tamaulipas, anexaron como prueba ineludible, los videos de las cámaras de seguridad de Coche.

En el juicio contra Juan Carlos que negaba su participación en el crimen se ventiló a puerta cerrada ordenado por el Juez de Control, ni los familiares de los detenidos pudieron estar presentes, para evitar que se filtrara información confidencial, pero quedó claro que Juan Carlos, con Bryan, Jesús Alejandro y otro, robaron más de 130 mil pesos en celulares nuevos, relojes, cuyas piezas, algunas se las entregó a otros testigos para que las vendieran a mitad y mitad, testimonios que acabaron por hundirlos.

En la primera quincena de febrero, los ministeriales capturaron a Jesús Alejandro, el que también negó el crimen de Coche, de hecho el día que lo vincularon a proceso, su mamá al ver la presencia de las cámaras de Revista Vertical le pidió amorosamente cuando pasó por su lado:
“Tapate la cara hijito, que no te tomen fotos.” -Fruncieron el ceño, en señal de desaprobación, los policías procesales que transportaron a Jesús Alejandro en su patrulla al reclusorio-.

En tanto Juan Carlos, al que su madre, también aconsejaba que ocultara su cara, hundiéndola en el tórax, con su abogado, pidió un juicio sumario, por eso lo sentenciaron en marzo de 2021, pero además fue condenado al pago de 126 mil, 835 pesos con 80 centavos, por la reparación de daño, aunque la vida de Coche, su víctima sea irreparable.

Don Germán, padre de Coche, siempre estuvo al pendiente del caso, muchas veces las lágrimas rodaban por su rostro en el patio de los Tribunales de Justicia allá en la 21 y González y confiaba:

“Sabe señor, tengo que dejar el trabajo cuando vengo al juzgado, aunque lo hacen mis ayudantes pero no es lo mismo, soy responsable, ahora por la pandemia escasea el trabajo en las maquiladoras, mi esposa llora por las noches, le reza a Coche, la reconforto pero cuando está sola se derrumba, nuestros hijos, eran nuestro mundo, por eso pido justicia”.

Jesús Alejandro fue capturado con orden de aprehensión, también negó su participación en el homicidio calificado de Coche, con premeditación, ventaja, alevosía y traición, pero al igual que sus cómplices, los videos fueron prueba plena, concatenado con los testigos.

Por eso el juez lo condenó a 50 años de prisión, como el que planeó el asesinato y robo a Coche. En ambos casos, las mamás les pidieron a sus hijos asesinos que se taparan la cara para evitar las cámaras, pero lo que es inevitable tapar, fue que mataron a un joven emprendedor y destruyeron a las familias.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter