Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

TOTALMENTE REMOLDEADA DESPIDIERON A LA DIRECTORA DE CONTROL URBANO, ALMA LUNA ELIZONDO, UNA JUGOSA MANZANA QUE CAUSABA CELOS ENTRE LA PAREJA PERFECTA IDÍLICA DE PRESIDENCIA MUNICIPAL DE MATAMOROS…

Revista Vertical - 3 octubre, 2020

Luego de pasar por el quirófano para moldear su figura, Alma Luna Elizondo […]

Ajustar texto: 1100 vistas

Luego de pasar por el quirófano para moldear su figura, Alma Luna Elizondo renunció como directora de Control Urbano de la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal de Matamoros, bajo la premisa que había actos de corrupción en el trámite de licencias para construcción, permitidos además por la contralora Municipal, Raquel González…

La renuncia de Alma Luna Elizondo se antoja por cuestiones de celos juntamente a la enemistad que surgió entre ella y la regidora Perla Guadalupe Medina Ruiz, Nina, comisionada en el área de Desarrollo Urbano (Obras Públicas) porque a su pareja Marco Antonio Hernández Acosta, titular de esta dependencia, se le salían los ojos de sus órbitas al ver la fina figura de Alma Luna Elizondo, lo que causó controversia.

En este contexto la salida de Alma Luna Elizondo, arquitecta de profesión, también se da por sus continuas ausencias en el cargo que desempeñaba, dejando la responsabilidad en manos de su subordinada Rocío Barrientos, sin embargo su justificación ante Recursos Humanos fue que había enfermado de Covid, aunque le achacaban que por cirugía estética caminaba con pasitos cortos.

El miércoles 30 de septiembre fue su último día de trabajo después de largas ausencias, y a su regreso a Presidencia Municipal a ella se le vio radiante, con una figura que causaba envidia y robaba miradas furtivas: decían que el Covid había redondeado su figura.

De esta manera las visitas de Perla Guadalupe a la oficina de Marco Antonio se fueron haciendo más prolongadas hasta que se dio la renuncia de Alma, la que se manejó en los pasillos de Desarrollo Urbano que fue por motivos de corrupción.

Es que cuando Alma regresó en vez de verse fatigada, flaca y ojerosa se presentó radiante como un panqué recién salida del horno: esponjadita, esponjadita.

En corrillos de Presidencia Municipal de oreja a oreja aún resuena lo que aducen dejó Alma Luna Elizondo dolida por su salida, sobre el conflicto idílico de interés ocasionado por la Pareja Perfecta de Desarrollo Urbano, formada entre la regidora Perla Guadalupe y el secretario Marco Antonio donde el propone y ella autoriza.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter