Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

EN ESTADOS UNIDOS MIGRANTES GUATEMALTECOS A SALVO DECLARAN SOBRE LA MASACRE COMETIDA POR LOS GOPES TAMAULIPAS…

Juan Alberto Cedillo - 10 febrero, 2021

Quienes lograron cruzar a Estados Unidos para ponerse a salvo, ahora son testigos de las autoridades de ese país sobre el terrible crimen que cometieron los policías del grupo Gopes.

Ajustar texto: 600 vistas

David y Adán Coronado son identificados como los Coyotes quienes trasladaron a los migrantes guatemaltecos desde Comitancillo, una región pobre del occidente del país, para que terminaran asesinados e incinerados en Camargo por Policías de Tamaulipas a servicio del crimen organizado.

Adán es hijo de David Coronado, ex candidato a alcalde de Comitancillo, y quien ya fue identificado como uno de los 19 cuerpos localizados en un camino del municipio de Camargo, Tamaulipas.

Su padre pudo escapar con un grupo de al menos 13 personas quienes lograron cruzar a Estados Unidos para ponerse a salvo y ahora son testigos de las autoridades de ese país sobre el terrible crimen que cometieron los policías del grupo Gopes.

Otra de las víctimas identificadas es la joven Santa Cristina García Pérez, una de las tres mujeres que fallecieron en Camargo, quien tenía la ilusión de trabajar en Estados Unidos para operar el labio leporino de su hermana pequeña.

Para pagar los 14 mil dólares a los coyotes para que la condujeran “segura” a tierras texanas, su familia empeñó su vivienda con una de las “financiadoras” que existen en Guatemala y que prestan los dólares para pagar los cotidianos viajes de los migrantes que buscan a Estados Unidos, para ellos la tierra de las ilusiones y la esperanza para abandonar la extrema pobreza.

“Ella se fue a luchar allá por el bienestar de la familia porque nosotros estamos escasos de recursos y ella quería, porque tengo una nena que nació con labio
leporino y la meta de ella era operar a la nena pero no lo logró”, contó con pesadumbre su madre en entrevista con medios de Guatemala.

Elfego Miranda de 34 de años de edad,  salió de su natal Comitancillo,  “con una mochila y muchos sueños”. “Aquí no hay trabajo, tampoco hay para darle de comer a los patojos, mejor haré ese viaje para construir mi casa, comprar un poco de terreno. También para comprar instrumentos para el grupo, eso fue el acuerdo que hicimos para que él se fuera para Estados Unidos”, dijo una familiar a un medio de Guatemala.

De acuerdo con la familia uno de los propósitos que él tenía era que al trabajar en Estados Unidos, enviaría dinero para comprar instrumentos musicales para la iglesia evangélica del municipio de Comitancillo, a la que él asistía.

“Él era el director del grupo Amaneciendo con Cristo, además era el obrero de la iglesia, por eso es que él pensó en viajar a Estados Unidos, para así apoyar al grupo, y además así poder construir la iglesia”, detalló su familiar. (Escribió: Juan Alberto Cedillo/especial para Vertical)

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter