Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

EL TAKIA DEL CÁRTEL DEL NORESTE MURIÓ EN MANOS DEL GOBIERNO…

Revista Vertical - 24 julio, 2021

Abatido por las balas del gobierno, terminó la carrera criminal de Pablo César Álvarez, El Takia o El Tribi, mando operativo de la Tropa del Infierno del Cártel del Noreste (CDN) en Nuevo Laredo, que desde que era un niño, se enlistó a las filas del sicariato donde aprendió el manejo de las armas y la ejecución salvaje de sus enemigos.

Ajustar texto: 355 vistas

Abatido por las balas del gobierno, terminó la carrera criminal de Pablo César Álvarez, El Takia o El Tribi, mando operativo de la Tropa del Infierno del Cártel del Noreste (CDN) en Nuevo Laredo, que desde que era un niño, se enlistó a las filas del sicariato donde aprendió el manejo de las armas y la ejecución salvaje de sus enemigos.

El criminal, se paseaba por Pachuca, Hidalgo, cuando un convoy de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) le marcó el alto, pero El Takia arrojado se resistió y sacó su pistola corta para enfrentar a la autoridad, sin embargo, las balas de los uniformados lo superaron en número y quedó muerto al interior de su vehículo.

Hace unos meses, el Takia había recuperado su libertad, luego que las fuerzas armadas lo capturaron junto a su pareja sentimental con cuatro armas largas y dos vehículos en la colonia Colorines en Nuevo Laredo, pero un juez federal le concedió su libertad y horas después La Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas le giró una orden de aprehensión acusándolo del homicidio de cinco agentes del la entonces Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública, hechos ocurridos la noche del 4 de enero del 2017.

Aunque se le probaron sus delitos y se le señaló como mando del Cártel del Noreste, El Takia recuperó su libertad y volvió a la vida criminal la que le dio una reputación sanguinaria y la cual terminó con su ejecución.

Desde que era un menor, el Takia se unió al Cártel del Noreste donde a muy temprana edad se volvió un criminal violento y tenía antecedentes delictivos desde que era menor de edad. Incluso en 2016 se fugó del ahora Centro de Reintegración Social y Familiar para Adolescentes en Güemez. Ahora el Takia es una cifra más de los jóvenes que con el anhelo de sobresalir pierden la vida en la lucha contra el narco.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter