Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

NUNCA CREYERON LOS POLICÍAS ESTATALES QUE EL PIRÓMANO DE CRISTIAN QUEMARÍA LA CASA CON SU EXFAMILIA DENTRO, HASTA QUE LA VIERON EN LLAMAS, QUEDANDO MORIBUNDA NAILA DE 4 AÑOS…

Oscar TreviñoJr. - 14 junio, 2021

Ante el peligro que presentía, Aline llamó tantas veces por celular al 911 en busca de auxilio, que la tildaron de exagerada, hasta que su expareja Cristian Enrique, le roció la casa con gasolina, le prendió fuego, pero a la única que lastimó fue a la hija de ambos, Naila Paulet de 4 años, con horribles quemaduras en su cuerpecito.

Ajustar texto: 221 vistas

Ante el peligro que presentía, Aline llamó tantas veces por celular al 911 en busca de auxilio, que la tildaron de exagerada, hasta que su expareja Cristian Enrique, le roció la casa con gasolina, le prendió fuego, pero a la única que lastimó fue a la hija de ambos, Naila Paulet de 4 años, con horribles quemaduras en su cuerpecito.

Desde hacía cuatro años que Aline, se separó de Cristian Enrique en uno de esos episodios de violencia, allá en El Mante, Tamaulipas y peor se puso la cosa, cuando dentro del hogar conyugal con Naila que tenía días de nacer, quiso quemarlas vivas.

Temerosa, Aline con su nena se fueron a vivir casa de su padres en el ejido Cuauhtémoc para que las protegieran, en tanto Cristian Enrique se fue a otra casa, pero antes, un Juez Civil otorgó una orden de restricción, para que se mantuviera alejado de Naila.

Aunque Aline acusó de omisión a la Policía Estatal, porque ni caso le hicieron con su llamada de ayuda, que incluso los vecinos capturaron a Cristian Enrique en el lugar de los hechos, cuando le hicieron frente con un machete, porque se iba a escapar luego del incendio provocado.

A reserva de lo que Cristian Enrique C., declare en la fiscalía, se sabe que desde el 2017, la vida de Aline está dentro de una espiral de violencia y un temor al extremo, por la vida de su hija Naila, presentó denuncias en la fiscalía por violencia intrafamiliar, pero ni caso le hacían.

Sucede que en una de esas crisis de violencia de Cristian Enrique, golpeó a la entonces su esposa Aline que tenía días de dar a luz a la hija de ambos Naila, pero ante el temor de sufrir algún daño físico mayor, decidió separarse.

Entonces, Cristian Enrique en venganza, quemó intencionalmente la casa para que muriera su esposa Aline y su pequeñita Naila, pero pudieron salvar la vida al salir por una ventana, por eso vino el divorcio, el Juez le otorgó la custodia total y la restricción para que el papá se abstuviera de ver a la pequeña.
Pero nunca se supo, si Cristian Enrique fue a prisión por el intento de homicidio, o cómo es que la libró de la Fiscalía de Justicia.

De esa forma Naila huyó de El Mante con su pequeña y se fue a refugiar a casa de sus padres en el ejido Cuauhtémoc, donde siempre estuvo con el temor de que Cristian Enrique apareciera para causarles daño.

Incluso Cristian Enrique furioso como e ponía a través de sus redes sociales, comenzó a publicar imágenes intimas de Naila, provocándole daño psicológico, porque comenzaron a llegarle mensaje soeces, ofensivos.
Pasaron cuatro años después de aquel incidente y parecía que la vida volvía a normalidad, cuando el viernes 11 de junio al atardecer, vio a Cristian Enrique rondando la casa, por lo que en un principio le pareció que había una confusión.

Pero luego se dio cuenta que si era su ex, así que decidió llamar por teléfono al personal del 911 para pedir la intervención de los elementos de la Policía Estatal, porque tenía miedo de que Cristian Enrique fuese a causarles algún daño físico.

Las constantes llamadas que hacía Aline, porque la patrulla de los elementos de la Policía Estatal nunca se aparecían, provocó que en el personal del 911, la tildaran de exagerada, jugaron con su seguridad, probablemente nunca le creyeron.

Incluso se puso más nerviosa, porque Cristian Enrique se acercó a la casa, llamó a la puerta exigiendo ver a su hija, porque lo que intervinieron los padres de Aline, pidiéndole que se retirara porque llamarían la policía, como así lo hicieron, incluso reportaron, pero nada en su ayuda.

Ya en la madrugada del sábado, aprovechando la oscuridad, Cristian Enrique se metió al domicilio con un bidón, así despacio sin hacer el menor ruido posible comenzó a rociar de gasolina la casa en donde estaba Aline, sus padres, su hermano y su pequeña Naila.

Posteriormente sacó un soplete para prenderle fuego y esperar a que se calcinara su exmujer, hija y suegros, pero fue detectado por unos de los vecinos, que caminaba por el área rural, al ver que la lumbre comenzaba a expandirse.
Por eso Cristian Enrique quiso correr, pero el vecino, gritado auxilio quiso someterlo, en tanto la familia salía por la puerta, pero sus voces se confundieron con: llévate a la niña. Así que al salir, se dieron cuenta que Naila no estaba., por eso Aline fue a su rescate.

En tanto Cristian Enrique se zafó para escapar, pero llegaron más vecinos, uno de ellos con un machete, que mientras lo amagaba lo atacó el pirómano, por eso fue sometido, teniendo que amarrarlo como puerco, para entregarlo a la policía.

La ambulancia traslado a Naila al hospital en demanda de atención médica, debido a que sufrió quemaduras de primero y segundo grado, pero debido a la gravedad de las heridas decidieron que necesitaba el estudio de especialistas.

De esa manera, intervino la organización para pacientes con quemaduras Michou y Mau Tamaulipas, para pedir ayuda a especialistas que aceptaron el caso y trasladaron a Naila en un avión para el hospital de Galveston, Texas en donde fue sometida rápidamente a intervenciones para salvarle la vida y curar sus graves heridas.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter