Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

EN SU PAPEL DE POLÍTICO, VÍCTOR RÍOS EL FARISEO, OLVIDA LOS GOLPES DE PECHO…

Revista Vertical - 14 mayo, 2021

Con la mentira como base de su discurso, Víctor Ríos, El Fariseo, recorre el Distrito 10 dando palabras banales.

Ajustar texto: 161 vistas

Con la mentira como base de su discurso, Víctor Ríos, El Fariseo, recorre el Distrito 10 dando palabras banales.

En sus redes sociales presume lo mismo:

“Soy un joven honesto e incorruptible”, asegura el candidato.

Pero se rodea de su suplente, Luis Mendoza Fierros, El Güicho, -hijo del egocéntrico líder de STIPME, Jesús Mendoza Reyes-, quienes ya lo corrompieron tras aceptar el billete de la explotación obrera, para impulsar su campaña movida por el interés personal.

Víctor Ríos, El Fariseo nació en cuna de pastores, se ha mantenido cerca del gobierno para beneficios personales como la donación de terrenos y construcción para las iglesias a costilla del erario público, sin embargo, como buen fariseo se contradice:

“Soy el único que tiene más de 10 años ayudando al más necesitado sin ser servidor público, todo de mi bolso, porque mi vocación es servir al prójimo”.

Presume diez años de “ayudar al más necesitado sin ser servidor público”, pero orillado por la ambición hoy busca obtener una curul en el gobierno del Estado. Para ser seleccionado como candidato se vendió a los intereses del clan de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, que al ver a los panistas hundidos por la mala imagen, echó mano del PRI para tenerlos como plan B bajo su servicio.

Esta relación dañina con el PAN, es dirigida por Pedro Luis Coronado, candidato palero del PAN a la alcaldía de Matamoros, quien lo coordina a su modo para mantenerlo en el redil.

Como buen fariseo, Víctor Ríos promete: “No les vamos a fallar”, pero esa promesa es más ni la debe de mencionar porque un buen servidor público tiene que cumplir a cabal su labor.

Tal parece que al decir no les vamos a fallar como otros lo hace, Víctor Ríos El Fariseo cumple su papel de fariseo y sus acciones se asemejan al siguiente pasaje bíblico:

Parábola del fariseo y el publicano (Lucas 18:9-14).

9 A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola:

10 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano.

11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;

12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.

13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.

14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

Aún así Victor Ríos, como buen Fariseo está terco en ocupar un cargo público sabiendo que lo que hay en la política es podredumbre, e inmundicia, y no ha sido capaz de interpretar las señales divinas aún cuando siempre ha fracasado porque el camino que Dios le ha marcado es el del evangelio y no el de la política que hoy por hoy es una actividad sucia.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter