Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

EN EL CASO DE EL LOCO QUE PASEABA UNA CABEZA HUMANA EN SU MOCHILA, PARECE UN CUENTO DE LUCAS Y CHAPARRÓN BONAPARTE…

Agencias - 30 agosto, 2021

Todo comenzó, cuando Epifanio de 32 años, sonriente cargaba una mochila, pero entonces sacó del interior una cabeza humana y le sonreía en la Central de Abasto de Puebla, por eso los comerciantes, lo detuvieron, le dieron una golpiza y lo entregaron a la policía.

Ajustar texto: 1100 vistas

Todo comenzó, cuando Epifanio de 32 años, sonriente cargaba una mochila, pero entonces sacó del interior una cabeza humana y le sonreía en la Central de Abasto de Puebla, por eso los comerciantes, lo detuvieron, le dieron una golpiza y lo entregaron a la policía.

A Epifanio se le conoce como El Loco por comerciantes y estibadores del mercado, porque padece de sus facultades mentales, siendo detenido el 23 de agosto, fue golpeado porque se negó a soltar la mochila de la que sacó la cabeza y la sostuvo en su mano ante el asombro de las personas.

El decapitado era Alejandro, conocido como “El Jarocho”, un hombre tranquilo y trabajador. Por su situación mental, Epifanio solamente declaró entre ja y jé:

“Un vendedor de naranjas conocido como El Güero me dio la cabeza para mi solito”.

Epifanio fue hospitalizado por daño pulmonar, pero nadie sabe por qué llevaba la oreja de la cabeza en una de las bolsas de su bermuda, pero luego viene el cuento de Lucas Tañedo y Chaparrón Bonaparte, porque el 25 de agosto, el Ministerio Público decidió el inejercicio de la acción penal, porque estaba loco, pero sin dictamen, porque se agravó en el Hospital de Traumatología y Ortopedia.

Pero en cuestión de horas se emitió una orden de aprehensión, la fiscalía detuvo al sujeto y lo llevó a su audiencia programada en la tarde-noche del 27 de agosto donde se le vinculó a proceso.

El Registro Nacional de Detenciones de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) federal, prueban que Epifanio fue detenido dos veces, la primera el 23 de agosto por la madrugada, cuando fue sorprendido en la Central de Abasto, y la segunda el viernes 27 por la tarde en el Hospital de Traumatología y Ortopedia.

Aunque la jueza de control Karla Ivonne Munguía Olmos, se encargó de emitir la orden de aprehensión por el delito de ocultamiento de cadáver dentro de la carpeta de investigación FIM/FLAGRANCIA-I/014928/2021, la audiencia se hizo por el juez José Sarmiento Vázquez.

Al haber sido detenido por una orden de aprehensión y ya no en flagrancia, fue innecesario calificar de legal su detención, en la diligencia solamente se le formuló imputación, se le vinculó a proceso con un plazo de investigación complementaria de dos meses.

Asimismo se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa a cumplirse en el Cereso de San Miguel, pero quedará pendiente de aplicarse debido a que, tras la audiencia, Epifanio fue devuelto al hospital ya que necesita de suero y oxígeno para mantenerse con vida.

Es necesario señalar que en la audiencia el Ministerio Público lo acusó de tener en su poder la cabeza humana, pero sin detalles respecto a quién mató y decapitó a la víctima, así como de dónde Epifanio habría obtenido los restos humanos, por eso es que la gente anda diciendo que están locos:

-¡Figúrate!

-No hagas caso Lucas, a la gente le gusta hablar de la justicia.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter