Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

VIDEO: SE CONTAMINÓ EL JUEZ ARTURO BALTAZAR CALDERÓN, VINCULÓ A PROCESO A JESÚS, EL BISTEC, POR PARRICIDIO Y VIOLACIÓN A LEY DE INHUMACIONES…

Oscar TreviñoJr. - 20 mayo, 2022

Desde que mató a su mamá Nicolasa, de 67 años de edad a garrotazos, Jesús Ángel de la Cruz Hernández, El Bistec, estaba perdido, porque los matamorenses se le echaron encima cuando periodistas de redes sociales, aseguraron que el homicidio fue a cuchilladas, con un machete la destazó, le echó cal para evitar que oliera mal y la iba a enterrar en su casa, dentro de una bolsa de plástico.

Ajustar texto: 198 vistas

Desde que mató a su mamá Nicolasa, de 67 años de edad a garrotazos, Jesús Ángel de la Cruz Hernández, El Bistec, estaba perdido, porque los matamorenses se le echaron encima cuando periodistas de redes sociales, aseguraron que el homicidio fue a cuchilladas, con un machete la destazó, le echó cal para evitar que oliera mal y la iba a enterrar en su casa, dentro de una bolsa de plástico.

Fiscales, investigadores, jueces, quedaron sorprendidos cuando en las redes sociales, allí en la calle de tierra frente a la casa 89 en Francisco Carbajal de la colonia Ampliación Solidaridad, salió un bulto en una bolsa negra, en la que se decían estaban los restos de doña Nicolasa, cortados en cachitos.

El 20 de mayo venció el plazo de la ampliación del término constitucional a las 11:00 horas, que había pedido la defensora pública de oficio, Isabel Ballín Delgadillo al Juez de Control, Arturo Baltazar Calderón, sin tener una sola prueba en favor de Jesús, El Bistec.

Así el Juez, Arturo Baltazar, vinculó a proceso a Jesús, El Bistec, por los delitos de parricidio y violación a la Ley de Inhumaciones y Exhumaciones, en presencia del fiscal, parte acusadora Pablo Madrid, la defensora de oficio, Isabel Ballín Delgadillo y el acusado.

El Juez Arturo Baltazar olvidó citar a un experto por cuanto hace a la Ley de Inhumaciones, en virtud de que si bien Jesús, El Bistec, aceptó haber matado a su mamá Nicolasa, el cuerpo lo metió dentro de su bolsa y le echó cal (nunca dijo qué cantidad, pero suponen menos de un kilo).

Existe la creencia de que el óxido de calcio o cal puede destruir por completo el cuerpo humano, está comprobado para la experiencia médico forense, que sólo elimina las partes blandas cadavéricas, como músculos, nervios y tendones en poco tiempo.

Los huesos por el contrario, quedan intactos, estos sólo pueden ser destruidos en un tiempo próximo a la muerte, a una temperatura que supera los 950 grados celsius, situación que para el juez Arturo Baltazar, es suficiente para pensar que Jesús, El Bistec, pensaba enterrar a su mamá muerta, sin que oliera feo.

En la carpeta de investigación, vetada para periodistas y para una gran parte de familiares, obra que el vinculado a proceso Jesús, El Bistec, sin orden de aprehensión, ni flagrancia, ni cuasi flagrancia de delito, fue llevado al fiscal Pablo Madrid para que declarara en calidad de presentado, figura jurídica inexistente, que un abogado mediano de intelecto ya lo hubiese liberado justo por la contaminación de pruebas.

Por si fuera poco Jesús, El Bistec, declaró con asistencia de un abogado palero, cuyo nombre lo ocultan en la Fiscalía de Justicia contra viento y marea, debido a que cualquier profesionista de saberlo, fácil obtendría la libertad del presunto homicida.

Los hechos ocurrieron el 7 de mayo, declaró Jesús, El Bistec, en la agencia del Ministero Público a cargo de Pablo Madrid:

“Me enojé con mi mamá Nicolasa, que lleva mis mismos apellidos, de 76 años de edad. Agarré un garrote que estaba en el piso de mi casa y le pegué en la cabeza, se tambaleó y antes de caer le di otro con todas mis juerzas”.

Luego siguió narrando que el cuerpo lo metió en una bolsa negra de plástico donde se echa la basura”.

Como Jesús, El Bistec, supuestamente se presentó en calidad de presentado, porque hasta lo llevó una patrulla de la Policía Ministerial del Estado, ni lo interrogaron, pero el acusado siempre estuvo a mano con los policías, incluso lo llevaron a cenar, porque es tonto, pero nada loco, mientras un juez libraba la orden de aprehensión.

Por eso se sabía que doña Nicolasa tenía tres hijos, pero uno de ellos Jesús, El Bistec la atendía, constantemente peleaban, se insultaban, donde cada quien tenía su casa (las dividía un pasillo de tierra).

Los hermanos sabían que Jesús, El Bistec, maltrataba a su mamá Nicolasa, pero nadie intervenía, ni la protegían, ni se la llevaban por algunos días a su casa, mientras se enfriaba el caso. Varias veces se le habló a la Policía Estatal pero nunca ayudaron, para qué:

“Es un asunto familiar.”

Por el eso el 10 de mayo los hermanos fueron a ver a su mamá, porque Jesús, El Bistec, tenía días negándosela, de hecho la casa estaba sola, entraron y fue cuando el olor se volvió insoportable y al revisar, vieron a doña Nicolasa sin vida en la bolsa negra de plástico.

El 16 de mayo el juez concedió la orden de aprehensión y como ya lo tenían ubicado los ministeriales del estado, pues de inmediato lo llevaron al juez Arturo Baltazar, que ya estaba contaminado jurídicamente, por eso vinculó a proceso a Jesús, El Bistec.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter