Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

TANTO AMÓ LA REGIDORA VALERIE PIZZUTO A LA POLÍTICA LOCAL, QUE MURIÓ POR ELLA…

Oscar TreviñoJr. - 13 abril, 2022

Amaba tanto Valerie Alexia Pizzuto Rodríguez la política local, que dio su vida por ella, presionada por Manuel Muñoz Cano, dirigente estatal de su partido Verde Ecologista de México, para que aportara dinero en los mítines de la candidatura a gobernador en Matamoros de Américo Villarreal Anaya.

Ajustar texto: 518 vistas

Amaba tanto Valerie Alexia Pizzuto Rodríguez la política local, que dio su vida por ella, presionada por Manuel Muñoz Cano, dirigente estatal de su partido Verde Ecologista de México, para que aportara dinero en los mítines de la candidatura a gobernador en Matamoros de Américo Villarreal Anaya.

Anhelaba Valerie ser diputada y alcaldesa por cualquier partido, brincaba de uno a otro para acomodarse, por eso se aprovecharon de ella, hasta fue una de las que aportó 500 mil pesos en abonos por una regiduría suplente en caso de ganar la alcaldía el panista Carlos Alberto Chito García González, pero fueron derrotados por Mario Alberto López, La Borrega (en su primer periodo).

Últimamente Valerie se sentía presionada, por los molestos dirigentes del Verde Ecologista acusándola de negarse a sostener con su dinero, parte de la campaña de Américo en Matamoros en la colación con Morena y el líder local del PT Iván Puente, que ni agua le da al Gallo de la Pasión.

Su líder estatal, Manuel Muñoz, sabía de los ahorros de Valerie, pero desconocía que estaban etiquetados para una cirugía que se iba a practicar, porque estaba mal de salud y su médico la convenció que tenía una hernia, nada que ver con la banda gástrica que hacía varios se hizo.

Con el dinero, Valerie pagó una laparoscopia al doctor valle hermoséense Iván Adame, que le reventó el intestino y grave, la trasladaron a Monterrey, donde murió infectada, con la ilusión de ser delgadita, sin batallar del estómago y con la molestia de los egoístas dirigentes del Partido Verde Ecologista en Tamaulipas.

Ni el líder del Verde en Tamaulipas, Manuel Muñoz Cano, ni dirigentes estatales, acudieron a la funeraria Escobedo a dar el pésame a dos hijos, que abrazados a su papá Luis Garduño explotaron en llanto, cuando amigos y familiares, antes que partiera el ataúd en la carroza con los restos de Valerie, escucharon los gigantescos aplausos que le dieron en la funeraria.

Y es que, en aquellos años mozos, Valerie Pizzuto surgió al movimiento social en Matamoros, como una de las dirigentes de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, delegación Matamoros (Canirac), apoyada por el exdiputado priísta Carlos Valenzuela.

A raíz que en las elecciones pasadas ganó Mario Alberto López Hernández, La Borrega, a Valerie le tocó una regiduría, pidió prestada una oficina en la 4 y Bustamante, que serviría como Comité Municipal del Partido Verde Ecologista y oficina de gestoría, pero sin poder sostenerla económicamente, tuvo que entregarla.

Pero la molestia venía de Ciudad Victoria, pues el titular del Comité del Verde en Tamaulipas, a cargo del expriísta Manuel Muñoz Cano, ni un peso le dio, porque sabía que Valerie tenía dinero, que debería invertir en las elecciones a gobernador, como si fuera obligación de la regidora y además “así es la política”.

Desde hace varios años atrás, Valerie Pizzuto, fue integrante del Partido Acción Nacional, su sueño era convertirse en una diputada con miras a la presidencia municipal, para ayudar a los descamisados, por el partido que le abriera las puertas:

“La gente vota por la persona, se olvidaron del partido -decía-, solo denme una oportunidad”.

Cansada de perder Valerie Pizzuto y que sus amigos le hicieran bullying, se inscribió en 2019 en el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como precandidata a diputada, pero en la tómbola su nombre nunca apareció.

Pero un día, la expanista Karina Ensignia, entonces presidenta del Comité Municipal del Verde Ecologista en Matamoros, le llamó para hacerle una proposición interesante en la política local por celular y se citaron:

“Valerie me dijo, ira las mujeres nos citamos para tomar café, un refresco y los hombres, siempre van a un bar, o a una piquera, tratan su negocio, beben licor, ¿por qué nosotras no hacemos lo mismo?”

Ambas rieron, porque con Valerie siempre era así, la broma, la diversión, pero cuando era seriedad, a darle, por eso decidieron juntarse en Mi Pueblito y se reventaron unas cervezas bien frías y allí surgió abanderar al Verde Ecologista.

Así Valerie aseguró la primera regiduría y apoyó con 20 mil pesos para la campaña, logrando excelente porcentaje de votos, aseguró un lugar en el actual Cabildo, por eso llegó con el alcalde La Borrega, en su reelección en octubre de 2021.

Comenzó Valerie a tener problemas con el estómago, por eso comía como pajarito, a ratitos, como que se llenaba muy rápido, esperaba unos minutos y otra vez ingería los alimentos, pero en enero de ese 2021 se asustó.

Sucede que, en una ida a Ciudad Victoria, la mandaron citar, porque se hizo la reunión con el Delegado de Morena en Tamaulipas, Ernesto Palacios Cordero; el Comisionado Político Nacional del PT, Arcenio Ortega Lozano, el delegado del Verde, Karl Heinz Becker Hernández y el dirigente estatal del Verde, Manuel Muñoz Cano, para ultimar detalles de la coalición.

Allí fue cuando le dijeron a Valerie que debía sostener los apoyos para el candidato Américo Villarreal, para la campaña de cuantas veces acudiera a Matamoros. A su amiga Karina Ensignia, le dieron gas como presidenta del Comité Municipal del Verde, porque se negó a invertir en la campaña, porque esta gastada y sus ahorros también se acabaron.

Por eso Manuel Muñoz presionó:

-¿Sabemos que tiene dinero del Partido, con eso apoya a Américo Villarreal cuando vaya a Matamoros.

-El dinero lo ahorré, de mi compañía de Cámaras Hiperbáricas…

-Si pero con apoyo del Partido Verde, te promocionamos…

-Es mentira, el dinero ya lo tengo destinado.

Dio por concluida le reunión Valerie, pero ante de ir a comer allá en Ciudad Victoria, tuvo un subidón de la presión arterial, fue con un médico, le hicieron unas pruebas y se sospechaba de un posible cáncer.

Asustada Valerie tuvo una segunda opinión médica y de descartó definitivamente, pero seguía teniendo problemas para comer por eso en Matamoros se hizo otros exámenes, pero fue cuando intervino el doctor Iván Ernesto Adame García de Valle Hermoso, con especialidad en cirugía estética, liposucción, estiramiento Facial, entre otros.

Cuando Valerie contó lo que iba a hacer, las regidoras del H. Ayuntamiento le aconsejaron que tuviera cuidado, que varias personas habían fallecido con ese doctor Adame, que buscara una segunda opinión, pero ella estaba entusiasmada:

“Confío en él, es estupendo, me mostró fotografías de otras pacientes, me dijo que me operaba, que en cuatro días ya estaría caminando, que me haría flaquita -hasta se paró de puntitas y se sumió el estómago simulando una varita de Nardo-, y ya no tendría problemas con mis intestinos, por eso tengo que comer despacito y a cada rato, cero molestias”.

En la segunda quincena de marzo, Valerie Pizzuto acudió a las oficinas de regidores y síndicos para despedirse, porque se ausentaría debido a que le iban a hacer una intervención quirúrgica.

Se dirigió a Rosy Pérez alegre, bromista, hicieron planes para cuando regresara, así como con otras regidoras y se fue ilusionada Valerie del edificio de la Presidencia Municipal, porque el doctor Adame le hizo creer que solamente tenía un hernia, fácil de corregir.

Ya en la plancha, Valerie se encomendó a Dios, le encargó a sus hijos, a Luis su esposo y la anestesia hizo lo demás, cerró sus ojos, en tanto el doctor Adame en su procedimiento quirúrgico le perforó el intestino, que tal vez, intentó recomponer tratando de repararlo, por eso tardó más de 12 horas en la cirugía.

Anestesiada, Valerie Pizzuto nunca abrió los ojos, ni cuenta se dio que necesitaba unidades de sangre, que sus amigas regidoras y gente a la que ayudó, la incluían en sus oraciones, sus hijos siempre confiando en Dios su recuperación y su esposo preocupado, pasaron los días.

En tanto Rosy Pérez escribió en su muro de Facebook:

“Mi amiga y compañera Regidora Valerie Alexa Pizzuto Rodriguez, se encuentra delicada de salud, después de una intervención quirúrgica, si alguien puede donar sangre, Dios los compensará. Valerie es una persona altruista que siempre ha estado para ayudar a quien lo necesita… ahora ella necesita de nosotros. Si no tienes la posibilidad de donar sangre, podrías ayudarla mucho con tus oraciones. Pidamos por su salud”.

Ni cuenta se dio Valerie Pizzuto, que fue trasladada de urgencia a una clínica de Monterrey, Nuevo León, donde el médico especialista se enfureció, al ver el estado de salud:

¡Esta intervención, en ningún momento se necesitaba laparoscopía, debía abrirse, esto es una barbarie!, pero Valerie tal vez ni escuchó la rabia del médico especialista, ella estaba cerca de la luz y Dios que la llamaba.

Desesperado el especialista de Monterrey, se repetía una y otra vez:

¡Es monstruoso!

De inmediato le hicieron una cirugía, pero el médico especialista se dio cuenta que Valerie tenía una fuerte infección, así que de inmediato procedió a la desinfectarla por tres veces, pero todo fue inútil, el mal ya había recorrido su organismo.

Valerie murió el 11 de abril en la mañana, su cuerpo fue trasladado a Matamoros a la funeraria Escobedo capilla 5, donde la velaron al día siguiente.

Todavía está en el aire, si la familia de Valerie Pizzuto procederá por negligencia médica contra el doctor Iván Adame, aunque la regidora fue incinerada.

En su cuenta de Facebook redactó Rosy Pérez:

“Si hubiera sabido era nuestro último abrazo!..te hubiera dicho que no te operaras con ese médico (Iván Adame), que para mí no era tan conocido, ni brillante. Te hubiera repetido como muchas veces lo hice, la admiración y respeto que sentía por ti, por tu trabajo, por tu altruismo, por tu bondad, por tu don de gente”.

Allí en la funeraria Escobedo, los amigos y familiares, dieron un ensordecedor aplauso de un minuto a Valerie Pizzuto, que se hizo chinita la piel de los presentes, cuando en el féretro, la condujeron a la carroza para llevarla al punto de cremación (qepd).

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter