Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

MAX CÓRTAZAR, JEFE DE PRENSA DE CABEZA DE VACA, OPERÓ EN MEDIOS NACIONALES LA FAKE NEWS CONTRA LA BORREGA, NOTA QUE GENERÓ DERECHO DE RÉPLICA…

Oscar TreviñoJr. - 10 abril, 2021

El exbaterista del grupo Timbiriche, Gerardo Maximiliano Max Cortázar Lara, jefe de prensa de Gobernador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, organizó en todos los medios de comunicación en México, una campaña de desprestigio contra el presidente morenista de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, La Borrega, para beneficiar a la panista Ivett Ivechita Bermea, candidata a la Alcaldía de Matamoros.

Ajustar texto: 588 vistas

El exbaterista del grupo Timbiriche, Gerardo Maximiliano Max Cortázar Lara, jefe de prensa de Gobernador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, organizó en todos los medios de comunicación en México, una campaña de desprestigio contra el presidente morenista de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, La Borrega, para beneficiar a la panista Ivett Ivechita Bermea, candidata a la Alcaldía de Matamoros.

Aprovechando las relaciones de Max Cortázar, como columnista semanal en Excélsior, manipuló la página de transparencia del Gobierno de Matamoros, para parecer que La Borrega tenía en la nómina al presunto líder del crimen organizado a Evaristo N, El Vaquero, cuando el que lo tuvo fue el empanizado, Jesús Chuchín de la Garza Díaz del Guante, actual jefe de la Administración Portuaria Integral de Tamaulipas.

El secretario del Ayuntamiento, Carlos Ballesteros y la directora de la página de Transparencia municipal, organizaron una conferencia de prensa, para desembarrar a La Borrega con El Vaquero, información que editó perversamente Max Cortázar, para que se gancharan todos los medios de comunicación en nuestro país y luego por derecho de réplica, rectificaron.

La truculenta historia de Max Cortázar, surge a raíz de que Francisco Paco García Juárez dispuso de 300 millones de pesos, en ese momento jefe de comunicación social del gobernador Cabeza de Vaca, para consolidar su fortuna y pagar a los medios nacionales los golpes políticos al presidente Andrés Manuel López Obrador pero, se hizo pasar como enfermo de Covid-19, para huir de Ciudad Victoria donde residía.

Paco García y su subjefe de comunicación, Paco Aragonés Piñeiro, pidieron facturas por publicidad a periodistas de Tamaulipas que nunca pagaron, pero servían para respaldarse con los auditores y enriquecerse con el presupuesto, situación de la que se enteró por escrito, la unidad de inteligencia financiera del gobierno federal, de allí que el 27 de noviembre de 2020 fue reventado por Ismael, el senador hermano del gobernador Cabeza de Vaca, por eso a los Pacos por dónde andan se les ve muy apanicados.

El enojó de Ismael, fue porque en las ciudades importantes de Tamaulipas donde se presentaba, haciendo proselitismo para suceder a su hermano el gobernador, los periodistas amigos, denunciaron que los Pacos se quedaron hasta con el dinero de los embutes (chayote), dando como resultado que se escondiera de los reporteros, para evitar reclamos y preguntas incómodas debido a la falta de pago a la Prensa.

En diciembre de ese 2020, Cabeza de Vaca placeó a Max Cortázar, como el que le iba a lavar su imagen en México, cuyo salario oscila entre los 500 y 700 mil pesos quincenales, debido a que se hinchó de riqueza y favoreció a familiares, amigos y compadres con la obra pública, cristalizándose en enero de 2021.

Max Cortázar, al salirse de Timbiriche, fue corista de Christian Castro y terminaron de la greña.

El periodista Jesús Lemus en su libro El licenciado, detalla a Genaro García Luna, la mano derecha del expresidente Felipe Calderón, a fin de contextualizar los motivos por los que era llamado el súper policía, ahora preso por enriquecimiento inexplicable, describe a Max Cortázar como la pieza clave.

Esto en el acercamiento de los medios de comunicación en México con García Luna. Max Cortázar de sus relaciones artísticas formó una estrecha relación con Bernardo Gómez Martínez, ejecutivo de Televisa.

Bernardo recomendó a Max con Juan Camilo Mouriño, quien en ese momento era diputado local de Campeche y lo aceptó como su encargado de Relaciones Públicas.

Mouriño fue el Secretario de Gobernación con el panista Felipe Calderón, y prácticamente considerado su delfín, planes que terminaron con la muerte de Juan Camilo en aquel accidente, que sufrió abordo de un avión que se estrelló en plenas vialidades de la Ciudad de México, el 4 de noviembre de 2008.

También Max, fue de jefe de prensa con Josefina Vázquez Mota. De ser diputado federal renunció para irse con Rafael Moreno Valle –amiguísimo de Cabeza de Vaca donde era el titular de Comunicación, puesto que desempeñaba tras el deceso de la nueva gobernadora fallecida Martha Érika Alonso Hidalgo –esposa de Rafael- y que continuó con el morenista Miguel Barbosa Huerta.

Llegó Max Cortázar a Comunicación Social de Tamaulipas a principios de enero para estudiarla estrategia de lavar la nociva imagen de Cabeza de Vaca, porque todavía retumban las groserías y mentadas de madre que recibió del pueblo en Matamoros, cuando acompañó al presidente López Obrador.

Pero a raíz de que el 22 de enero los Gopes de Cabeza de Vaca, secuestraron, mataron y carbonizaron a 19 personas, incluyendo 16 guatemaltecos y que los ojos del mundo estaban puestos en Camargo, Tamaulipas, decidió la entrada de Max Cortázar para que operara.

Por eso fue que en Tamaulipas, el secuestro, ejecución de los guatemaltecos y su carbonización, apenas fueron tibias notas, al igual que en México, así que se adelantó el quinto informe de gobierno de Cabeza de Vaca, para tratar de bajar los decibeles del multihomicidio de los Gopes.

El 15 de marzo, mientras Max Cortázar ordenaba que todos los panistas de Tamaulipas y sus paleros en sus redes sociales, redactaran felicidad por el informe de Cabeza de Vaca, en Guatemala, los familiares recibieron lo que quedó del secuestro, muerte violenta y carbonización de 16 personas.

Al día siguiente, Max Cortázar en su columna de Excélsior: Tamaulipas, Referente Nacional, sin una pizca de piedad redactó:

“Mientras la criminalidad en el país va al alza, Tamaulipas ha abandonado la lista de los estados más violentos, tras décadas de parecer condenado a ubicarse en ella por siempre. No sólo eso. La reducción de secuestro, homicidio y extorsión es tan marcada, que Tamaulipas está entre los siete estados con menor incidencia en los delitos de alto impacto, según indicadores del Sistema Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública”. En tanto en Santa Anita en Camargo, todavía hay cenizas de los guatemaltecos incinerados entre el monte.

Así, el experto en comunicación Max Cortázar, exdiputado federal, asesor del expresidente Felipe Calderón, Josefina Vázquez Mota- la de la Fundación Juntos Podemos, que recibió mínimo mil millones de pesos con Peña Nieto-, ahora defensor de Cabeza de Vaca por un súper sueldo, es cosa de niños, obtener una copia de la página de Transparencia del Gobierno de Matamoros, manipularla cambiar de fecha, repartir una lana, haciendo que los medios de comunicación a nivel nacional repitieran una mentira más de mil veces, para hacerla verdad.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter