Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

LE GANA SUSANA PRIETO LA PARTIDA A JESÚS MENDOZA Y YA INVESTIGAN ABUSOS COMETIDOS CONTRA LOS OBREROS DE TRIDONEX…

Oscar TreviñoJr. - 1 julio, 2021

La central obrera más grande de Estados Unidos de Norteamérica, encabezada por Richard Trumka, presentó una denuncia al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador contra la maquiladora Tridonex de Matamoros, por negarles la representación sindical independiente, pisotear sus derechos laborales, violando el tratado de libre comercio T-MEC.

Ajustar texto: 627 vistas

La central obrera más grande de Estados Unidos de Norteamérica, encabezada por Richard Trumka, presentó una denuncia al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador contra la maquiladora Tridonex de Matamoros, por negarles la representación sindical independiente, pisotear sus derechos laborales, violando el tratado de libre comercio T-MEC.

El presidente de la Federación Estadounidense del Trabajo y el Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO siglas en inglés), Richard Trumka, presentó la petición en la Oficina de Comercio y Asuntos Laborales de Estados Unidos de Norteamérica, misma que la recibió AMLO, turnándosela a la Secretaria del Trabajo en México, Luisa María Alcalde, para que investigue.

Todos los obreros de Tridonex estaban afiliados sin su consentimiento, al Sindicato de Trabajadores Industriales de Plantas Maquiladoras y Ensambladoras (STIPME), adherido a la CTM, que dirige Jesús Mendoza Reyes, que con la intervención de la abogada Susana Prieto Terrazas, los puso en apuros laboralmente.

En la denuncia se ventilan los despidos injustificados, presiones, trabas para evitar que se afilien libremente a otros sindicatos, incluyendo que fueron boletinados para negarle el empleo a los obreros, eventos denunciados por la abogada laborista, Susana Prieto Terrazas, ahora diputada federal.

En Matamoros, solo dos organizaciones tienen el monopolio de contrato colectivo con 95 maquiladoras: el Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora (SJOIM) de Juan Villafuerte Morales y el (STIPME) de Jesús Mendoza Reyes.

Desde la entrada en vigor del  Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994, que contaba con pocas herramientas para cumplir las normas laborales, los salarios en México se estancaron, por eso el ahora llamado T-MEC se rediseñó, otorgando más poder a los obreros para exigir mejores salarios, pero los obreros de Matamoros ni idea tenían.

A mediados de 2018, la abogada Susana Prieto, fue contactada por las obreras de Matamoros por las redes sociales, quien hacía sus en vivos en Facebook, hablando de temas obreros-patronales y le pidieron que los asesora personalmente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador promulgó una reforma laboral en enero de 2019, prometió eliminar los contratos de protección laboral de México, porque anteponían los intereses de las empresas a los derechos de los trabajadores, siendo una prioridad del T- MEC.

Así, un mes después un centenar de empresas se fueron a huelga asesorados por Susana Prieto. Exigieron lo que luego se conocería como el 20/32, es decir un 20 por ciento de aumento salarial y 32 mil pesos de bono único, en tanto que los empresarios, en su defensa insistían en que el aumento ya se había dado meses atrás.

El éxito de la huelga se vino rápido a inicios de marzo, la mayor parte de los obreros de las 95 maquiladoras, lograron el 20/32, solo superados por los trabajadores mineros de la empresa Siderúrgica del Golfo SA (Sigosa).

Entonces surgió el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, que al decir de Susana Prieto, ordenó a José Manuel Gómez Porchini, presidente de la Junta Especial de Conciliación y Arbitraje No.6, que protegiera a los empresarios y liberara a las maquiladoras de los paros.

Los obreros de Tridonex en Matamoros, Tamaulipas, que pertenece a Cardone Industries, con sede en Filadelfia, Estados Unidos de Norteamérica, pero controlada por la matriz canadiense Brookfield Asset Management, le pidieron a su secretario general Jesús Mendoza que emplazara a huelga, pero se negó apoyando a sus patrones, los empresarios.

A juicio de Susana Prieto que intervino en defensa de los obreros y obreras de Tridonex, denunció que alrededor de 600 trabajadores, fueron despedidos y boletinados, en venganza porque querían formar el Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y de Servicios (SNITIS) Movimiento.

Ganó Susana Prieto notoriedad, al encabezar a los obreros en defensa de su salario con su grito de fuerza 20/32, su nombre era citado en los informes que eran visto por el Congreso estadounidense, para mostrar las violaciones de los derechos laborales en Tamaulipas y México.

El 8 de junio de 2020, Susana Prieto fue detenida en Matamoros por agentes de la Policía Ministerial del Estado y así en la patrulla oficial, por carretera fue trasladada a Ciudad Victoria, en tanto los habitantes de la cuidad estaban sorprendidos.

Así una juez del Poder Judicial, vinculó a proceso a Susana Prieto por los delitos de asonada o motín, amenazas, coacción de particulares y delitos contra servidores públicos, acción que en todo Tamaulipas se decía, que era una presa política.

Días después, en medio de la entrada en vigor del T-MEC, Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO repudió el arresto de Susana Prieto y exigió su liberación.

La AFL-CIO, es la mayor central obrera de los Estados Unidos de Norteamérica y Canadá, formada por 59 federaciones nacionales e internacionales de sindicatos, que juntos representan más de 12 millones de obreros.

La petición también fue respaldada por la Unión Internacional de Empleados de Servicio (SEIU por sus siglas en inglés), que representa a los empleados de Cardone en Estados Unidos (hermana de Tridonex), junto con la Public Citizen’s Global Trade Watch, una organización sin fines de lucro estadounidense.

También Susana Prieto, recibió el apoyo de más de medio centenar de congresistas estadounidense, que enviaron una carta al entonces encargado del Departamento de Estado, Mike Pompeo, para pedirle que trabajara agresivamente para asegurar la liberación de Susana Prieto, detenida porque buscó organizar sindicatos independientes y ayudar a los obreros mexicanos a defender sus derechos.

Días después de la captura de Susana Prieto, Mike Pompeo conversó con el presidente Andrés Manuel López Obrador, enviándole el informe de los congresistas y de Richard Trumka, sobre las violaciones a los derechos laborales, dentro del marco del T-MEC.

En los primeros días de julio de ese 2020, Susana Prieto, hizo un en vivo desde su teléfono celular al salir de la prisión, gritando por su liberación condicionada a ser desterrada de Tamaulipas, tiempo que concluía con el cierre de las elecciones para alcalde y diputados:

“¡Libertad para los presos políticos!, ¡Viva la clase obrera matamorense!”. Contó Susana Prieto, que pidió ayuda a la embajada de Estados Unidos y que tenía protección de la Guardia Nacional, porque temía por su vida y culpó a Cabeza de Vaca.

Fue recibida en Palacio Nacional por Andrés Manuel López Obrador, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, pero días después, Pompeo hizo una visita oficial a AMLO.

A Susana Prieto desde su destierro en Chihuahua, AMLO la consideró para que fuese candidata federal por representación proporcional y de esa forma, ahora es una legisladora electa.

Formalmente el 16 de mayo de 2021, Richard Trumka, conversó con los representantes de la Oficina de Comercio y Asuntos Laborales de Estados Unidos de Norteamérica, para interponer la denuncia contra los representantes en Matamoros de Tridonex, en la que se incluye al secretario general Jesús Mendoza Reyes, por violación a los derechos obreros.

Por eso una vez revisado, enviaron la denuncia al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, coincidentemente con la llegada de Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos de Norteamérica, que en su visita a México a principios de junio, anunció un paquete de 130 millones de dólares como apoyo de Washington para defender los derechos laborales mexicanos.

Todavía en Tridonex ya levantada la huelga, “a los obreros que pertenecen a Jesús Mendoza Reyes”, no se les permite formar parte de Susana Prieto en el Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y de Servicios (SNITIS) Movimiento 20/32 y le siguen descontando el 4 por ciento de salario íntegro.

Si Jesús Mendoza pierde Tridonex, maquiladora que más agremiados tiene en Matamoros, quedará debilitado sindicalmente, porque bajo el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC, las empresas en México y Estados Unidos, pueden enfrentar aranceles y otras sanciones por no garantizar los derechos de los obreros, como la libertad de asociación.

La petición de la AFL-CIO, marca por primera vez, el punto de hacer valer a qué sindicato quieren pertenecer los obreros dentro del tratado comercial T-MEC, por eso las propietarios de las maquiladoras y activistas están muy atentos al veredicto de la investigación.

Esto sienta un precedente, dijo Catherine Feingold, directora del departamento internacional de la AFL-CIO, que presionó por mejores disposiciones sobre los derechos laborales en el T-MEC:

“Va a ser una prueba para este nuevo sistema”.

Por eso, al consultar en su sindicato a Jesús Mendoza Reyes, ocultando el botox que continua practicándose en los labios con las cuotas de los obreros, con su cubrebocas puesto, exclamó como si fuera actor de la Rosa de Guadalupe:

“¡Eso es mentira!”.

Pero la voladora está por llegarle a Jesús Mendoza Reyes, debido a la violación laboral contra los obreros por impedirles la libre asociación.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter