Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

LA CONFLICTIVA MAXINE AMARO DE TURISMO EN MATAMOROS PROVOCÓ EMBOLIA A ENRIQUE CASTELLANOS, COORDINADOR DE LA PLAYA BAGDAD….

Oscar TreviñoJr. - 7 abril, 2021

Por poner en peligro la vida de Enrique Castellanos Lam, coordinador de la Playa Bagdad, al trabajar sin descanso por más de 12 horas consecutivas diarias, la Secretaria de Turismo en Matamoros, Maxine Anahí Amaro González, fue obligada a renunciar.

Ajustar texto: 457 vistas

Por poner en peligro la vida de Enrique Castellanos Lam, coordinador de la Playa Bagdad, al trabajar sin descanso por más de 12 horas consecutivas diarias, la Secretaria de Turismo en Matamoros, Maxine Anahí Amaro González, fue obligada a renunciar.

Ahora Enrique Castellanos, se encuentra grave internado en una cliníca particular de Monterrey, Nuevo León, al sufrir una embolia que le inmovilizó la mitad de su cuerpo, porque en Matamoros, los empleados del Ayuntamiento fueron excluidos de los servicios médicos de calidad.

Para tratar de salvarse juridicamente, Maxine Amaro, decidió alterar la nómina municipal, estableciendo que Enrique Castellanos gozaba de su periodo vacacional.

Con la salida de Maxine quedó encargado de despacho de la Secretaría de Turismo en Matamoros, Manlio Antón Villar Martínez, que fuera destituido de la dirección de Limpieza Pública, porque nunca pudo con el paquete.

La bipolaridad de Maxine, comenzó a ser identificada por su propio personal al tomar posesion de su cargo desde que empezó la administración de Mario Alberto López Hernández, La Borrega, porque había días que a cada empleado lo trataba de hermano y al otro, ni siquiera lo saludaba y daba la impresión de que lo odiaba.

Sin embargo el entonces Secretario del Ayuntamiento, Efraín Encinia Marín la disculpaba, situación que también consecuentó Federico Fernández Morales, después en el mismo cargo, a pesar de que Maxine, identificaba a los comerciantes de La Calle 9, como mugrosos.
Los problemas se hicieron más constantes con su personal, cuando se robaron el disfraz del personaje El Grinch días antes del desfile navideño, en las instalaciones de turismo municipal, organizado por la Presidencia Municipal.

La auxiliar secretaria, Dora Alicia Doris Mascorro Lamas, acusó ante Maxine, que el disfraz lo habían robado en su portatrajes, los comerciantes de la Croc, que encabeza su líder, Martha García Santoyo, aprovechando un descuido cuando solicitaron información para instalarse en la Calle 9.

Luego Paloma González coordinadora de la Calle 9, sufrió el hurto en la oficina de Turismo de sus pulseras que estaban en el escritorio, posteriormente José Manuel Rangel Zapata, auxiliar administrativo de la dirección de playa Bagdad, salió molestó de su oficina, señalando que alguien le había robado su memoria USB y pretendía revisar los bolsos de sus compañeras en la que incluía a Maxine Amaro, pero esta se negó.

El 31 de mayo de 2019, Maxine Amaro, le dijo a su personal:
“Chicos estoy muy decepcionada de ustedes, alguien se robó el dinero de la caja chica, que tenía para los gastos de la oficina y lo siento mucho, tendrá que venir la Policía para que investigue así que si alguien los tomó devuélvalos”.

Para Maxine, los principales sospechosos del robo de 12 mil 900 eran Jorge Jiménez del Río, entonces director de la Playa Bagdad; la ex coordinadora de la Calle 9, Paloma González Sierra y su secretaria Dora Alicia Doris Mascorro Lamas, por ser los únicos que tenían llave de la oficina.

También acusaba a Sergio Mora Solalinde –ahora en Protección Civil-, María Dolores Lolis Gómez Tovías; Alejandra Sharaí Guajardo Hernández, José Manuel Rangel Zapata y Miguel Ángel García Salinas.

Horas después del incidente, Maxine destituyó en secreto a Paloma González, coordinadora de La Calle 9, porque sospechaba que era la autora del atraco.

Pero ajena a la destitución, Paloma siguió trabajando y cuando se llegó la catorcena, a la hora de cobrar en Tesorería municipal, le salieron con que hacía tiempo que estaba dada de baja, por eso rápido regresó a la oficina de Turismo para hablar con su jefa Maxine:

-¿Cómo que estoy corrida?, ¡trabajé una catorcena, organicé las labores de La Calle 9…!

Maxine, se acomodó sus anteojos, y así sin más respondió tranquilamente:

-Ya estabas dada de baja, desconozco por qué venías a trabajar.

-¡Pero si tu nunca me dijiste que estaba dada de baja, si estaba corrida, por qué me dejaste firmar el acta de entrada y salida, si fuimos a almorzar juntas, conversamos muchas veces, organicé las actividades de La Calle 9…

-Es tu problema, vete por favor.

Llorando de coraje, Paloma González tomó sus cosas y se retiró de la Secretaría de Turismo, cuyo lugar fue ocupado por Claudia Tirado Gudiño, que al frente de la Calle 9, que ni siquiera tuvo tiempo de presentarse, pues solo duró una catorcena y renunció por la bipolaridad de Maxine.

En su momento Maxine, fue entrevistada acerca del robo y se confesó:

-¿Puede explicar cómo sucedió el robo?

-No pues hubo un robo, la Contraloría lo está investigando, en cuanto haya resultados pues puede preguntar en contraloría.

-Pero ¿qué fué, se metieron, abrieron un cajón?

-La verdad no sabría decirle, porque estaba oscuro… digo perdón obscuro, no estábamos presentes…en esta semana va a ver declaraciones de mis compañeros, entonces, yo creo que después de eso, vamos a saber qué pasó.

El robo fue tomado a la ligera por Mario Alberto López, La Borrega, ni siquiera se alteró, cuando Maxine Amaro decepcionó a miles de visitantes en la playa Bagdad los días 12, 13 y 14 de julio del 2019, al planear el programa Pa’l Playón con globos aerostáticos, que nunca volaron.

Se necesitaba vientos de 10 kilómetros por hora, pero en la playa en promedio oscilan entre 13 y 16, sin embargo La Borrega ni pilló cuando tuvo que desembolzar 310 mil pesos a la empresa Globos Aerostáticos México porque Maxine ya había pagado la mitad y era imposible cancelar.

También se guardó en ese momento, que el entonces director Jorge Jiménez del Río, director de la playa Bagdad, que solo trabajaba tres horas diarias, por ser amigo íntimo de Maxine, tenía abandonado en el chapoteadero más de 60 plantas de palma.

Al terminó del programa Maxine, con su hija, hermanos y padres se fue a vacacionar a las playas de Cancún, al río subterráneo de Xel-Ha, luego en X-Caret y desde allá, en su página de Facebook –que ya borró-, lanzó un reto a los matamorenses:
“Sábado 27 de julio, te reto a ser heroico, limpiemos juntos nuestra playa Bagdad”.

En noviembre de ese 2019, Manlio Anto Villar fue destituido como director de Limpieza Pública por inoperante y del que Maxine se quejaba que ni siquiera le enviaba los camiones recolectores a la playa, luego culpó a Jorge Jiménez de ser un flojo y celebró que La Borrega lo corriera para poner a Manlio, pues era muy trabajador.

Durante 9 meses de 2020, el Ayuntamiento de Matamoros, le regaló el salario de 31 mil 500 pesos catorcenales, más vales de gasolina a Maxine Amaro, que solo iba a la Secretaría de Turismo a sentarse por dos horas, sin organizar visitas virtuales a los diferentes museos.

Sin mostrar a Matamoros turísticamente con imágenes, sin hacer un solo proyecto virtual producto de la pandemia de Covid-19, sin hacer conferencias de zoom con otras ciudades para mostrar la ciudad, ¡nada!

Fue hasta octubre de ese 2020, cuando al aperturarse la playa Bagdad, Maxine Amaro apareció para establecer protocolos de salud para los visitantes, justo cuando comenzaban los primeros fríos.
Posteriormente Maxine Amaro reapareció cuando días antes de Semana Santa de 2021–del 28 de marzo al 3 de abril- obligando a Enrique Castellanos a trabajar de siete de la mañana a 19:00 horas mínimo pues quería que todo estuviera bien en playa Bagdad, diciendole a La Borrega que todo estaba listo.

Incluso Maxine Amaro le ordenó a Enrique Castellanos que a pesar de que tenía vacaciones, estaban prohibidas por la Semana Santa, que trabajara y que luego se las repondría cuando terminara todo, pero el 26 de marzo, se desmayó allá en la playa, ante la sorpresa de sus compañeros de trabajo.

De urgencia lo trajeron a Matamoros, pero como Enrique Castellanos, ni siquiera tenía servicio médico del Ayuntamiento, por lo que su familia decidió trasladarlo a una clínica partícular en Monterrey, Nuevo León, donde allá permanece cuyo pronóstico de salud es reservado, pero tiene una embolia, cuya mitad de su cuerpo está paralizado.

Esa noche, en el grupo de chat de La Calle 9, cuando los comerciantes celebraban el regreso del semaforo amarillo, porque reabrirían sus comercios, Maxine Amaro, salió del grupo para siempre, sin decir nada y al otro día, llegó a la Secretaría de Turismo de Matamoros para despedirse, como haciendoles un favor.

El 28 de marzo, Maxine Amaro como si nada, acudió al operativo de seguridad Semana Santa 2021 playa Bagdad, regresó a Matamoros y aquí fue donde “le echaron la mano”, a através de su protector, Alejandro Villafáñez Zamudio, Secretario de Educación, Cultura y Deporte, también asesor de La Borrega.

Para Carlos Ballesteros Galvez, Secretario del Ayuntamiento, Maxine Amaro, solicitó su baja por motivos familiares, una vez que terminó el banderazo de inicio de Semana Santa.

-¿Qué tan grave está el coordinador de playa Bagdad Enrique Castellanos?

-No tengo conocimiento.

– A ver, a Enrique Castellanos sufrió una embolia, se desmayó en la playa Bagdad y por eso corrieron a Maxine Amaro, como secretaria de Turismo –le comenta el reportero-.

– Ah perdón Enrique el día del problema (así le llama a la embolia), estaba de vacaciones .

-¡Estaba trabajando en la playa!

-Bueno, Enrique puede estar donde quiera, estaba de vacaciones.

-Pero trabajaba por ordenes de Maxine Amaro ¿entonces el Ayuntamiento se desmarca de Enrique Castellanos?

-No, sus familiares se lo llevaron a una clínica particular a Monterrey…

-¿Sabe en qué clínca está internado?

-No.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter