Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

EN EL CELULAR REBOTARON LAS BALAS DE LA MUERTE PARA BRAYAN, PERO A SUS HERMANOS Y PADRE, LA MUJER POLICÍA LES ACERTÓ…

Oscar TreviñoJr. - 25 enero, 2021

Un celular le salvó la vida a Brayan para contar que sus hermanos Wendy Julissa, Julio Roberto Aguilar de la […]

Ajustar texto: 369 vistas

Un celular le salvó la vida a Brayan para contar que sus hermanos Wendy Julissa, Julio Roberto Aguilar de la Torre y su papá Julio Roberto Aguilar Palma, fueron asesinados a sangre fría por su vecina, la mujer policía Mariela Domínguez Trujillo y su pareja, el ex preventivo, Benito Esquivel Ríos, triple homicidio que traumó a dos pequeñitos.

Brayan se escapó de morir cuando Benito, rabioso porque su hermana Mariela, había sido vapuleada por Wendy en una riña de barrio, sacó la pistola 9 milímetros para disparar en su contra, cuya bala pegó en el celular que guardaba en su chamarra cerca del corazón, dándolo por muerto, para luego apuntar y matar a su hermana en la banqueta.

Mariela, la quitó la pistola a Benito, para luego meterse a la casa de sus rivales, disparando a Julio Roberto hijo, y luego fue contra Julio Roberto padre para acribillarlo en un cuarto para luego huir a su hogar, porque escuchó el terrible llanto de los dos hijitos de Wendy.

Aunque los hechos se registraron en el barrio de las calles Tierra Gruesa y Miguel de la Madrid, en el fraccionamiento Terranova en Ciudad Juárez, Chihuahua, los policías municipales manipularon la escena del crimen y modificaron el parte informativo de la detención de sus compañeros Mariela y Benito.

De la Carpeta de investigación 431/21, Ministerio Público adscrito a la Unidad de Delitos contra la Vida, se estableció que Mariela, pertenecía al Distrito Valle de la Secretaría de Seguridad Pública, pero a pesar de que aprobó con éxito los exámenes de control y confianza, en 2020 había sido denunciada por una de sus vecinas por amenazas de muerte, al apuntarle con una pistola.

Se conoció que Benito, también perteneció a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), pero debido a su peligrosidad fue dado de baja por haber disparado contra una persona en el 2019, por eso estuvo detenido, enfrentó un proceso judicial y otro administrativo que concluyó con su cese de la corporación.

Fue el 17 de enero, cuando Mariela y su pareja Benito comenzaron a ingerir bebidas embriagantes desde el sábado en la noche y se amanecieron ya domingo, pero estaban escuchando narco corridos en su equipo modular.

A unos 40 metros de distancia, estaba la familia de Julio Roberto, su esposa, con su hijo del mismo nombre, su hija Wendy, Alexis su novio y Brayan, quienes también se amanecieron, había discordia entre ambos bandos desde hacía tiempo, porque la policía y su pareja, tenían asolada a la gente del barrio.

Brayan, dijo que su hermano Julio Roberto se apartó de su familia reunida en torno a una fogata con música, afuerita de su casa y se dirigió caminando rumbo al domicilio de Mariela, la mujer policía.

Ambos se tiraron pico, cuyos gritos escuchó Julio Roberto, por eso le pidió a Alexis y Wendy Julissa que fueran por él para evitar más alegatos, así se lo trajeron a su casa, pero allí dijo que había discutido porque había insultado a su familia.

Julio Roberto padre, acompañada de su hija fue a reclamarle a Mariela, que evitara meterse con su hijo, pero al recibir otro insulto, Wendy se enojó, se trenzó a golpes con su rival, pero entre el desaparte del papá le pegó en la cara a la mujer policía:

“Tráeme la pistola” – fue el grito que dio como orden a su pareja Benito la mujer policía de civil-, que de inmediato se metió a la casa, salió haciendo varias detonaciones al aire para que se desapartaran.

La familia corrió a refugiarse a su casa, pero en la banqueta alcanzaron a Wendy Julissa y Brayan, que confesó:

“Llegó Benito disparando, yo sentí que me pegó una bala en el pecho, me caí pero no sangré y me fui a esconder al patio” -que luego aseguró que la bala traspasó su chamarra y pegó en el teléfono celular que traía guardado-.

A Wendy Julissa Aguilar De la Torre, la primera víctima, le dispararon y una vez tirada en la calle, Mariela y Benito le daban patadas en la cara y le dieron una cañoniza, para luego meterse a la casa que mató a Julio Roberto hijo.

Ya dentro del hogar; Mariela traía la pistola, localizó en un cuarto a Julio Roberto padre y disparó, para luego acercarse y darle un tiro en la cabeza, según revelaron las pruebas del laboratorio.

Enseguida Mariela y Benito se regresaron a su casa y por teléfono llamó a la comandancia de la Secretaria de Seguridad Pública para decir que en su barrio había matado a tres personas, por eso cuando las patrullas llegaron a su hogar, le dijo a sus compañeros:

“La verdad yo los maté en defensa propia, están a cuatro casas de la mía”. –Los condujo al lugar de los hechos-.

El representante social informó que el testimonio de un testigo, afirma que Benito, esposo de la mujer policía, disparó contra las tres víctimas mortales y contra ella, “decidido a matar a todos”, aunque se contradice con otros testimonios, que apuntan a que Mariela, también disparo contra los Julio Roberto.

El 20 de enero por la noche, Algunos residentes de la colonia Terranova le prendieron fuego intencionalmente a la casa, que durante casi un año habitaron Mariela y su pareja Benito, en respuesta a que consideraban que le están echando la mano a la mujer Policía, para que salga lo más rápido de prisión.

Policías pertenecientes al Distrito Valle y los bomberos una máquina acudieron para sofocar el fuego en la casa, que había sido desmantelada por los vecinos.

Al otro día la defensa de la pareja solicitó al Juez la duplicidad del término constitucional para resolver la situación jurídica porque el fiscal, acusa ante el Juez Antonio Coss Araujo, a Benito, de homicidio calificado contra Wendy Julissa de 21 años, Julio Roberto padre e hijo y homicidio en grado de tentativa contra Brayan, en tanto a Mariela, la señala como coautora de los tres crímenes.

El 25 de enero el Juez Antonio, los vinculó a proceso y tomó como medida de prisión cautelar a Mariela y Benito por 24 meses.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter