Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

POR DOS GRAMOS DE COCA FUE CAPTURADO CON CADÁVERES HECHOS PEDAZOS…

Revista Vertical - 4 noviembre, 2020

Dos gramos de cocaína fue el pago que recibió Edgar para tirar los […]

Ajustar texto: 591 vistas

Dos gramos de cocaína fue el pago que recibió Edgar para tirar los cuerpos del niño Alan Yair de 12 años y Héctor Efraín de 14 años de edad, descubiertos desmembrados, por policías, cuando los transportaba en un diablo el miembro de La Unión Tepito.

Durante las penumbras del 31 de octubre, dos oficiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana que vigilaban el Centro Histórico de la Ciudad de México se movilizaron a la esquina de Chile y Belisario Domínguez.

La encomienda era atajar a un grupo de motociclistas para evitar que ingresaran al antiguo Primer Cuadro de la ciudad, sin embrago, entre la penumbra y el frío de la noche, observaron a un hombre que manipulaba un diablito con total nerviosismo.El sitio estaba vacío, solamente se escuchaba el trajinar de unas cajas de plástico que transportaba el hombre encima de un bidón azul: luego dos se le cayeron:

—¡Pum!, ¡pum!

Los agentes se acercaron al hombre para preguntarle:

—¿Todo bien? -cuestionó uno de los agentes.

El hombre los evadió con la mirada y les respondió:

—Sí, sí, sí, estoy bien, estoy bien…

Los agentes se acercaron a ayudar, y observaron que traía tres bolsas de plástico negras, pero la respuesta del hombre fue tomarlas con rapidez para evitar que los agentes las tocaran; le costó trabajo subirlas a la caja.

Durante el reacomodo una de las bolsas se rasgó y quedó al descubierto carne humana, los agentes por la oscuridad de la calle no estaban muy seguros de lo que observaban, pero enseguida lo averiguaron: el hombre terminó confesando que eran dos cuerpos que habían cortado en pedazos, se identificó como Edgar miembro de La Unión Tepito.

Las personas desmembradas era Alan Yair de 12 años y Héctor Efraín de 14 años de edad, el 27 de octubre antes del hallazgo, la Fiscalía de la Ciudad de México había reportado la desaparición de dos menores indígenas de la comunidad mazahua que habitaban en el número 36 de la calle Pensador Mexicano.

Ambos había sido vistos por última vez cerca de la esquina de Donceles y Allende donde un sujeto se los llevó a bordo de una moto. Según las madres de los menores, los adolescentes se dedicaban a la venta de dulces.

Según el testimonio de la madre de Héctor, su hijo se disputaba el amor de una jovencita con un vendedor de droga y sospecha que por esa razón fue ejecutado, sin embargo, en el barrio los señalan de vender droga, versión que es negada por las madres de los adolescentes.

COMPARTE

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter