Director General: Julio Alberto Rubio Pérez

PUNTO ROJO

Hasta la justicia importamos…

Julio Alberto Rubio - 17 enero, 2020

Hacerle caso a las recomendaciones del Gobierno de Estados Unidos en cuanto a su visión sobre la corrupción y no […]

COMPARTE

Ajustar texto:

Hacerle caso a las recomendaciones del Gobierno de Estados Unidos en cuanto a su visión sobre la corrupción y no tratar de que aquí en México se haga justicia, es convertirnos en un Estado subordinado de independencia fallida.
Los norteamericanos nos hacen ver que protegen los derechos humanos, que hacen justicia, que defienden a las mujeres y a los niños de los depredadores, y si, pero lo hacen a su conveniencia. Lo vemos con los que buscan asilo dónde el 99 % de los solicitantes por una cosa u otra son rechazados. ¿Dónde está la justicia que proclaman?
Por conveniencia aceptaron la ciudadanía estadounidense de Juan Gracía Abrego, que a los 18 años fue registrado en La Paloma,Texas con testimonio de los habitantes más viejos que dijeron que allí su madre lo trajo al mundo, y como era “ciudadano” de ellos pues nada más lo echaron en el avión y sin mayor trámite se lo llevaron.
Enfatizamos en el detalle de que a los corruptos y delincuentes
se les juzgue aquí porque al paso que vamos nos va a pasar lo que le pasó a Panamá con su expresidente Manuel Antonio Noriega, donde tropas de Estados Unidos hicieron una operación y lo raptaron para llevárselo.
Hasta hace tiempo el marcador justiciero y ventajoso de los Estados Unidos de América solamente había llegado hasta los gobernadores; el caso más antiguo que se recuerda es el de Mario Villanueva Madrid gobernador de Quintana Roo, y de allí se vino la avalancha hasta subir el parámetro con la captura de Genaro García Luna, en este caso un ex secretario del Estado Mexicano.
Es decir nada más falta un escalón en el pastel de la corrupción gubernamental mexicano, para alcanzar la cereza que es el presidente de la República y esa es la tirada que traen los norteamericanos, porque el espectro fatal de García Luna, seguro alcanza a Felipe Calderón y muy probablemente a Enrique Peña Nieto.
Ahora bien cuál es el peligro que corre nuestro país en un momento dado si el esquema de justicia reclama capturas de expresidentes corruptos; de entrada que el pueblo libre y soberano elige con su voto y solamente hace eso, porque el derecho a la justicia de sus ciudadanos, de facto, lo toma el gobierno extranjero ante la debilidad de la primera instancia.
Pero además toda fortuna, con el cuento de qué proviene de actividades ilícitas y está depositada allá, allá se queda, en manos del gobierno.
Como país debemos estar conscientes de que la justicia para los mexicanos se debe aplicar en México, se tiene que hacer aquí porque a cómo estamos: hasta eso estamos importando de allá.
La manía de los políticos mexicanos es robar aquí y llevarse a esconder su fortuna en los bancos de allá, pero como que en esta, de una vez por todas, se deben de dar cuenta que aunque robado, el dinero es mejor invertirlo en México, posiblemente aquí esté mas seguro.

ENTÉRATE PRIMERO
Suscríbete al newsletter
Lo más visto

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS ANTERIORES

DENUNCIA ANÓNIMA

    CONTÁCTANOS

    LLámanos (868) 810 1351 y (868) 341 3050
    EscríbenosBusiness Solution Center Whatsapp
    Síguenos
    Vertical FacebookVertical InstagramVertical Twitter